DSJ19 29 abril, 2020

Nicolás Zaspata, fiscal de Ejecución Penal, indicó que están recabando todos los elementos para valorar si tienen fundamento de riesgo, para que el juez determine si concede o no, el beneficio de prisión domiciliaria.

En la mañana de este miércoles, tras los incidentes en el Servicio Penitenciario por un grupo de internos que iniciaron disturbios tras la solicitud del beneficio del prisión domiciliaria, en el programa de FM 94.1 CNN Radio San Juan entrevistaron al fiscal de Ejecución Penal Nicolás Zapata.

“La prisión domiciliaria es una modalidad de cumplimiento de la pena que utilizan los internos para lograr una salida extramuros, esta modalidad con el tema COVID es lo que impera en estos días. Tenemos un sin número de expedientes al respecto pidiendo prisiones domiciliarias. Nosotros estamos analizando caso por caso, recabando las pruebas necesaria que le permita al juez ser objetivo en una resolución posterior. Que en esa objetividad se respete y se asegure el derecho a la Salud del interno penitenciario y se asegure el derecho de seguridad del resto de la sociedad. En esta coyuntura estamos actualmente”, dijo Zapata.

Zapata, indicó que tienen unas 150 solicitudes de prisión domiciliaria. Al ser consultado el fiscal sobre las medidas de control de los internos en el caso hipotético de ser concedido el beneficio de la prisión domiciliaria, indicó que además de las tobilleras electrónicas, pueden aconsejar que la Dirección de Liberados, Presos y Excarcelados, se haga cargo de regular y controlar lo que dice el juez”.

Sobre los plazos para resolver los pedidos, Nicolás Zapata detalló:” Tenemos términos ordenatorios y no perentorios, son de 3 días. Son muy dinámicos. Los pedidos de prisión domiciliaria, requieren una serie de recaudos que son sustanciales, la fiscalía solicita al juez que solicite a la institución penitenciaria una serie de informaciones. Entre ellos que el comportamiento y adaptación del interno, las condiciones de salud, medidas de higiene y seguridad que adoptó la cárcel y se inspeccione las condiciones del lugar al que solicitó ser trasladado el interno, entre otros”.

Al preguntársele al fiscal que si considera la calificación del delito por el que está cumpliendo condena para darle el beneficio de la prisión domiciliaria, Zapata señaló: ”El juez hace una valoración integral, es una valoración objetiva, razonable y prudente. Es un derecho del interno, pero el juez tiene la potestad de concederlo o no. Ayer, valoramos un pedido que hizo un violador que solicitaba ir al mismo domicilio en el que se encuentra la víctima. La Justicia está actuando ajustado a lo que la ley manda”.