DSJ19 14 mayo, 2020

Después de mirar esta pintura, pueden tener muchos pensamientos negativos o positivos en mente, después de conocer la realidad de este cuadro, puedes tener lágrimas en los ojos.


Esta pintura fue hecha por el pintor europeo Hans Sebald Beham.
Un viejo fue condenado a muerte por hambre, el hombre fue arrestado y puesto en una celda. El castigo era así, debería morir de hambre.
Su hija le pidió al gobierno el permiso de ver a su padre hasta el día de su muerte, o sea, diariamente. Se le concedió el permiso, ella solía ser examinada por agentes de la cárcel para que no pudiera traer ningún artículo comestible.
Ella no podía ver la condición de su padre deteriorarse rápidamente, por lo que miró a su padre con los ojos de una madre cariñosa. A fin de hacerlo vivir, solía alimentarlo con su leche materna a diario.
Después de muchos días y al ver que el hombre no moría, los guardias de seguridad empezaron a sospechar y atraparon a la chica amamantando a su padre. El caso fue registrado contra ella, pero por la naturaleza y la abnegación de esta hija, se ganó el corazón de los jueces y ganó además la libertad para su padre.
Esta es una de las pinturas más costosas de Europa
Una mujer está llena de amor y sacrificio, sea cual sea el papel que ella esté desempeñando en la vida de alguien, a veces puede ser madre, hermana, esposa, hija.

El caso fue registrado contra ella, pero por la naturaleza y la abnegación de esta hija, se ganó el corazón de los jueces y ganó además la libertad para su padre.