DSJ19 20 mayo, 2020

Se trata de Ángel Ernesto Pérez Rivero y estaba en compañía de su madre, Celena Rivero (20) que lavaba la ropa.

En la tarde de ayer, en una vivienda de calle América, en la Villa Unión, un niño de un año murió ahogado. Celena Rivero (20), lavaba ropa en el baño, mientras su hijo Ángel Ernesto Pérez Rivero de un año jugaba, se tomó un momento para tender ropa, cuando el niño cayó de cabeza al interior de un tacho de 20 litros con agua. Cuando lo sacó, el nene no reaccionaba, pidió ayuda a su madre y lo llevaron en una movilidad particular al centro de salud Báez Laspiur.

Allí los recibió un policía que estaba de adicional y un médico, quienes asistieron al bebé, pero constataron que había fallecido.