DSJ19 21 mayo, 2020

Según la Justicia paraguaya, el agente aduanero se llama Luis Alberto Romano. Ya fue trasladado a otra dependencia del organismo mientras avanza un sumario administrativo en su contra.

Este viernes, además, la Aduana lo denunciará ante la Justicia. Por lo pronto, Romano fue liberado en Paraguay. La investigación por un posible delito de ingreso de dinero no declarado no prosperó porque no llevaba más de US$ 10.000. Pero en Argentina su suerte judicial podría ser más complicada. 

El dinero que trasladaba Romano corresponde a jubilaciones y planes sociales que entregan entidades argentinas a ciudadanos paraguayos de manera irregular. Los funcionarios se habían encargado de realizar las extracciones a través de cajeros automáticos ante la imposibilidad de los beneficiarios de trasponer la frontera.

La modalidad delictiva, según las autoridades, es que ciudadanos paraguayos que no residen en el país sacan documentos argentinos para conseguir planes sociales. Como no pueden entrar por el coronavirus, los detenidos les estaban llevando el dinero de manera irregular y cobraban una comisión.

El procedimiento lo realizó la Armada de Paraguay en la zona primaria aduanera cuando los militares requisaron el baúl de la motocicleta del empleado de Transportes. Allí se toparon con alrededor de 30 tarjetas de débitos con diferentes sumas de dinero que estaban adosadas a una anotación donde se especificaba el monto retirado y la comisión cobrada por el trámite. Por cada trámite percibían entre 2.000 y 3.000 pesos.

Tras la detención, la Aduana también le anuló el permiso de circulación que tenía para moverse en la cuarentena ya que lo estaba utilizando para movimientos que no correspondían con su labor. 

El procedimiento desnudó una situación por todos conocida: cientos de personas que residen en Encarnación y zonas aledañas tramitan su documento nacional de identidad argentino tras declarar un falso domicilio en Argentina y luego realizan los trámites ante ANSES para el cobro de diferentes beneficios sociales.