DSJ19 22 mayo, 2020

Tras la polémica por el cuarto caso de coronavirus en la provincia

El fiscal correccional Roberto Mallea, hizo declaraciones en torno a los nuevos sucesos acontecidos en la noche de ayer.

El fiscal correccional Roberto Mallea en una radio local explicó la situación en torno a la médica infectóloga Rosa Contreras y el coordinador de vuelos sanitarios Javier Porras. 

«Ayer se llegó a la conclusión, una vez chequeada la información, de ampliar la requisitoria fiscal, porque hay que investigar estas conductas que creemos que son ilícitas. Creo que ha sido una cuestión de abuso de confianza y autoridad, donde se ha permitido favorecer un interés particular ante una situación tan complicada como la que estamos viviendo todos. Como bien lo dice la requisitoria, esto ha sigo pactado entre tres personas, y ocultando todo esto a las autoridades del Gobierno, y se termina trayendo a una persona que daba en principio negativo y cuando llegó acá se comprobó que estaba con el virus», resaltó Mallea. 

Para el fiscal en principio hubo abuso de autoridad e infracción del artículo 205 del Código Penal. «Ha habido un tráfico aparente de influencia, porque se ha tratado de hacer valer la autoridad que tenían para realizar estos vuelos que están permitidos», expresó el fiscal. 

Sobre las detenciones ordenadas sobre la noche de ayer, el fiscal detalló «la detención de los dos profesionales implicados en la causa es para garantizar la investigación, ese es el principal motivo de esta medida excepcional por un tiempo limitado, y para resguardar la evidencia probatoria. Es importante la detención y la incomunicación de los mismos. Se ha pedido el secuestro de los teléfonos y toda las actas labradas con relación al vuelo sanitario. Una vez que tengamos todo vamos a seguir avanzando». 

Ahora van a esperar las pericias de la División Comunicación de la Policía de San Juan sobre los teléfonos de los tres involucrados para continuar con la investigación judicial.