DSJ19 25 junio, 2020

Después de vender dos rocas de tanzanita, un mineral azul púrpura típico del norte del país, de más de 14 kilos en total por casi tres millones de euros, según lo publicado por el diario La Nación.

Saniniu Laizer es un pequeño minero de la zona de Simanjiro, en el norte del país, que encontró estas dos rocas que son las más grandes que se han encontrado hasta el momento en Tanzania, según las autoridades tanzanas. Según algunas estimaciones, se teme que su suministro se agote por completo en los próximos 20 años.

El atractivo de la piedra preciosa radica en su variedad de tonos, que incluyen verde, rojo, morado y azul. Su valor está determinado por la rareza: cuanto más bello sea el color o la claridad, mayor será el precio.

Laizer extrajo las rocas, de 9,2 kg y 5,8 kg, la semana pasada, pero las vendió el miércoles durante un evento comercial en la región norteña de Manyara. Hasta ahora, la mayor roca de tanzanita extraída en el país había pesado 3,3 kg.

El ministerio de Finanzas y el Banco de Tanzania han decidido comprar estas piedras preciosas, que pesan 9,2 kilos y 5,8 kilos cada una.

“El sueño de nuestro presidente de convertir el sector de la minería en beneficioso para los tanzanos ha sido, de manera extensa, conseguido”, alegó el secretario principal de Minerales tanzano, Doto Biteko, en declaraciones a la prensa.

Laizer, que es padre de más de 30 hijos y tiene cuatro esposas, dijo que sacrificaría una de sus vacas para celebrar lo ocurrido.

También planea invertir parte del dinero en su comunidad en el distrito de Simanjiro en Manyara.

Quiero construir un centro comercial y una escuela. Quiero construir una escuela cerca de mi casa. Hay mucha gente pobre aquí que no puede permitirse llevar a sus hijos a la escuela».

«No tengo formación pero me gustaría gestionarlo de manera profesional. Me gustaría que mis hijos gestionaran el negocio de manera profesional».

El Gobierno tanzano ve en Laizer el ejemplo a seguir por muchos pequeños mineros artesanales, que normalmente trabajan largas jornadas por sueldos muy bajos en sitios legales de compañías normalmente extranjeras o ilegales.

“Sí, necesitamos extranjeros para que nos ayuden porque Tanzania no es una isla. Sí, necesitamos extranjeros para que vengan y nos ayuden en el capital que necesitamos de ellos. Sí, necesitamos extranjeros porque tienen tecnología mucho más avanzada que nosotros, pero no vamos a aceptar que nos derriben”, consideró Biteko.

Quiero construir un centro comercial y una escuela«