DSJ19 27 junio, 2020

A medida que se acerca la gran final de “Bake Off”, que se verá el 5 de julio por Telefe, se incrementan los escándalos en torno a los participantes que llegaron a las últimas instancias de la competencia.

Primero, descubrieron que Samanta Casais, una de las finalistas, ya se había desempeñado como pastelera de manera profesional antes de ingresar al reality.

Esto se sumó a un error involuntario del canal, que en su cuenta de Twitter oficial y tratando de promocionar la semifinal del concurso, mostraba sólo a tres de los cuatro participantes, adelantando que la eliminada de ese día sería Agustina Fontela. Cosa que, finalmente, ocurrió.

Pero ahora, la última participante en abandonar el ciclo pasó a ser la protagonista de un nuevo escándalo, ya que comenzaron a circular pruebas que indicarían que ella tampoco cumplía el requisito de ser amateur. Según mostraron los seguidores del programa, Agus ya promocionaba sus tortas en su cuenta de Instagram desde mediados de 2017, es decir, dos años antes de entrar al certamen.

Por otra parte, según se pudo constatar en uno de sus posteos, Fontela también había formado parte de una exposición de pastelería profesional que se realizó en Neuquén bajo el nombre de “Expo Patagonia Pastel”, en septiembre 2018.

Por su parte, Agus se defendió diciendo: “No soy profesional, no estudié pastelería y a esta expo fui yo voluntariamente para colaborar con un evento de la Patagonia. Me pagué los pasajes, el alojamiento, todo, y di una clase gratuita”. Dicho sea de paso, la participante no borró ninguna de las publicaciones de las preparaciones que vendía de manera particular antes del programa, dando a entender que no tiene nada para ocultar.

Sigue el escándalo en Bake Off: señalan a otra participante por ...
Pero ahora, la última participante en abandonar el ciclo pasó a ser la protagonista de un nuevo escándalo.