DSJ19 27 junio, 2020

No ganó su edición, ni falta que le hizo. Susan Magdalane Boyle (1961, Blackburn) apareció en la edición británica de ‘Got Talent’ (ITV) en abril de 2009. La mujer, escocesa de 47 años, le había prometido a su madre en el lecho de muerte que haría algo con su voz, de modo que decidió presentarse a la tercera edición de este programa.

Nada más aparecer sobre el escenario llamó la atención del público y del jurado, capitaneado por Simon Cowell. Su imagen desaliñada acabó por confundir a todos, incluido a Piers Morgan, presentador del programa.

‘Got Talent: lo mejor del mundo’ recordó en su cuarta entrega el exitoso paso de Susan Boyle por la versión británica del formato

Nada más arrancar a cantar, Susan Boyle dejó a todos atónitos, sin habla. Las risas desaparecieron y de repente recibió una espectacular ovación, totalmente merecida. Cowell, creador y productor del formato, se percató rápidamente del diamante que tenía sobre el escenario. La carrera de Susan no había hecho más que arrancar en ‘Britain’s Got Talent’.

Su impresionante actuación despuntó en Youtube. En apenas 10 días, su interpretación del ‘I Dreamed a Dream’, del musical Los Miserables, superó los 100 millones de reproducciones. Sí, has leído bien, ¡100 millones! Según publicó entonces el diario británico The Sun, Susan Boyle llegó a ser casi cinco veces más popular que el mismísimo Barack Obama. La ceremonia de investidura del expresidente de los Estados Unidos (enero de 2009) recibió 18,5 millones de visitas.

En aquella época de su vida, Boyle invertía buena parte de su tiempo como voluntaria en una iglesia de Blackburn, una pequeña localidad próxima a Edimburgo. Trabajadora social en paro, vivía sola junto a su gato Peebles en una vivienda de protección social.

Susan Boyle llegó a la gran final de ‘Got Talent’, pero se tuvo que conformar con el segundo puesto. La audiencia se decantó por el grupo de baile Diversity. Aun así, la popularidad de Boyle no dejó de crecer, convirtiéndose en todo un fenómeno viral.

Ingresada en una clínica psiquiátrica

Sin embargo, aquella fama repentina acabó pasándole factura. Tan solo un día después de la gala final, Susan Boyle tuvo que ser ingresada en Priory, una clínica psiquiátrica privada localizada en Southgate, al norte de Londres, debido al agotamiento mental que presentaba.

Según recogió en su momento ‘The Sun’, la cantante había comenzado a comportarse de manera extraña, como si estuviera ida. De manera voluntaria, fue trasladada en ambulancia a la citada clínica. Según la productora TalkbackThames, tras la final, Susan Boyle quedó «exhausta y emocionalmente agotada», por lo que se le aconsejó que se tomara unos días de descanso, algo que también apoyó su médico.

Susan Boyle rompió todos los prejuicios con una voz prodigiosa que dejó atónitos a todos los espectadores

Durante su internamiento por ‘estrés mediático’, Boyle recibió numerosos mensajes de apoyo, incluido el de Gordon Brown, el entonces primer ministro de Reino Unido, y también de parte de Oprah Winfrey y Larry King.

Una vez recuperada, la escocesa supo tomar las riendas de su vida y aprovechar muy bien su fama. Ese mismo año publicó su primer álbum titulado ‘I Dreamed a Dream’, como homenaje a la canción con la que alcanzó el estrellato. En apenas medio año logró vender casi 10 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en el disco más vendido en 2009.

El trastorno de Boyle

Susan Boyle no tuvo una infancia tranquila. De pequeña tuvo problemas de aprendizaje, que según los doctores que la trataron se debían a daños cerebrales ocasionados por la falta de oxígeno al nacer. Sin embargo, el diagnóstico no era correcto.

En el año 2013, la cantante reveló que tan solo un año antes le habían diagnosticado el síndrome de Asperger, que forma parte del Trastorno del Espectro Autista (TEA), que es una disfunción neurológica crónica que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos.

«Fue un diagnóstico incorrecto cuando era una niña. Me dijeron que tenía daño cerebral. Yo siempre supe que era una ‘etiqueta’ injusta. Ahora entiendo mejor lo que estaba mal y me siento aliviada y un poco más relajada conmigo misma», aseguró en una entrevista al diario «The Observer»

Ocho álbumes en el mercado

Desde su aparición en ‘Britain’s Got Talent’, Susan Boyle ha editado un total de ocho álbumes de estudio.Su último trabajo, lanzado en febrero de 2019 y titulado ‘Ten’, incluye sus canciones favoritas y cuatro nuevas canciones. La artista escocesa ha vendido más de 20 millones de álbumes en todo el mundo y ha sido nominada en dos ocasiones a los Grammy.

La cantante aceptó participar en ‘America’s Got Talent: The Champions’ el pasado año para así promocionar su último trabajo discográfico. Boyle volvió a brillar como lo hizo una década antes, pero tampoco logró alzarse con la victoria. Cabe indicar que en esta edición se dieron cita los mejores artistas que han pasado por el formato.

 La artista escocesa ha vendido más de 20 millones de álbumes en todo el mundo.