DSJ19 28 junio, 2020

Al parecer, el dueño de casa no sabía y su hijo aprovechó para invitar a más de una veintena de chicas y chicos. Cuando el hombre llegó a su domicilio, se topó con la Policía y los dejó pasar: adentro, todos festejaban.

En menos de 24 horas que personal policial detuvo a más de 50 personas por organizar fiesta clandestina en un taller mecánico de Capital, que otros jóvenes aprovecharon para hacer lo mismo en un domicilio de Santa Lucía.

Pero esta última tuvo otros condimentos: según precisaron en exclusivo fuentes policiales a un medio local, el dueño de casa no estaba y su hijo aprovechó para organizar la celebración. A la vivienda llegaron más de 20 jóvenes para comenzar a pasar un momento de diversión acompañado de bebidas.

Pero el festejo no duró mucho: alguien los denunció y apareció la Policía. El que apareció también fue el dueño de casa, quien juró y perjuró a los uniformados que no sabía lo que pasaba adentro.Tanto el propietario como los efectivos irrumpieron en la casa y encontraron a todos festejando.

La fiesta clandestina fue desbaratada a eso de la 1.40 cuando los uniformados se acercaron hasta un domicilio situado en la manzana B del barrio Rural I. Allí vive Gastón Arustizia (37) y al momento de la celebración no se encontraba en la casa, revelaron fuentes del caso.

Hasta allí llegaron unos efectivos alertados de que en esa vivienda se estaba realizando una fiesta clandestina. Al llegar a la puerta se encontraron con Arustizia, quien también se disponía a ingresar al domicilio. Los policías le explicaron porqué habían llegado y el hombre se quedó helado, mientras manifestaba desconocer lo que pasaba en el interior.

Al ingresar, se encontraron con más de una veintena de jóvenes. Según la Policía, había 27 chicas y chicos de entre 14 y 25 años. Muchos de los “invitados” eran de la zona y los alrededores, pero incluso había chicos que eran de Capital, agregaron las fuentes.

¿Cómo terminó todo? los policías detuvieron a todos los que participaban del festejo y le dieron intervención a Flagrancia y al Segundo Juzgado de Menores.