DSJ19 14 julio, 2020

El Jefe comunal tras la auditoría consideró que hubo «malversación de caudales públicos» e incumplimiento del deber de funcionario público.

El intendente Jorge Espejo, tras el informe de la auditoría realizada en el manejo de los fondos municipales, denunció penalmente a su antecesor Mauro Marinero y su gabinete, por malversación de caudales públicos e incumplimiento de los deberes a su cargo.

Espejo, destacó:» Determinamos egresos en los últimos 49 días de gestión. Corroboramos que salieron de las arcas municipales $100 millones. Algunos consideramos que fueron pagos legítimos, a empleados y contratados, pero los demás deben ser investigados”.

Además, Espejo manifestó que se emitieron cheques sin fondos por un monto total de $1.774.381 y que el pago de servicios por contratación directa con montos que superan lo estipulado por la ordenanza municipal vigente.