DSJ19 14 julio, 2020

Si Alberto Fernández disfrutó de un ascenso inédito en su aprobación en el arranque de la cuarentena por el coronavirus, ahora está padeciendo el recorrido inverso. Más lento, pero igual de intenso. Una nueva encuesta de Poliarquía, una de las consultoras más reconocidas del país, le puso números al bajón: el modo en que el Presidente gestiona la pandemia perdió 25 puntos sólo tres meses. Y cuando se indaga un paso más, el diagnóstico se concentra: entre los votantes de Juntos por el Cambio, a Fernández se le esfumaron 47 puntos en ese mismo (corto) lapso.

Los datos surgen del último relevamiento nacional de Poliarquía, que viene siguiendo una serie de parámetros desde que arrancó la crisis sanitaria. Se trata de un estudio de 2.077 casos telefónicos, recolectados entre el 4 y el 9 de julio, y presentados con un margen de error de +/ 2,4%.

Cuando se analiza el comportamiento de los votantes del Frente de Todos, se ve un apoyo absoluto al Presidente, casi sin vaivenes en el tiempo. Es decir, según este estudio, tanto el ascenso como el descenso en la aprobación de Fernández se explican por el comportamiento de los votantes de Juntos por el Cambio. Un amor de otoño que se apagó con el inverno.

La foto sigue siendo relativamente favorable para el Presidente. Tanto en el manejo del coronavirus como con la cuarentena: según los datos de la encuesta, un 64% se manifestó «de acuerdo» con las restricciones establecidas desde el 1° de julio (38% «muy» y 26% «bastante de acuerdo), contra 28% que las cuestionaron (19% «poco» y 9% «nada de acuerdo»).