DSJ19 10 septiembre, 2020

El Ejército del Líbano le pidió a quienes están en la zona que evacúen el área mientras los bomberos y helicópteros de las fuerzas armadas intentan controlar el fuego. Los militares explicaron que las llamas se iniciaron en un depósito donde se guardan aceite y llantas.

Según los medios de comunicación locales, las compañías que tienen oficinas cerca del puerto le pidieron a sus empleados que evacuaran.

Las autoridades locales indicaron que no hay riesgo de una explosión. El jefe de los bomberos, Michel Murr, informó que por el momento no hay heridos y señaló que no descartan la presencia de material explosivo en la zona, aunque es improbable. “Estamos siendo lo más cuidadosos que podemos dada la situación”, añadió.

 

Días después del incidente, los habitantes de Beirut realizaron manifestaciones en contra del gobierno del presidente Michel Aoun y fueron reprimidos por el ejército usando balas de goma y gas lacrimógeno.

El Líbano se encuentra en pleno naufragio económico tras haber caído en cesación de pagos de su deuda externa. Sin embargo, a partir de la explosión comenzó a llegar ayuda financiera internacional.