DSJ19 17 septiembre, 2020

Así lo aseguró Luis Tallara desde la Cámara Hotelera Gastronómica de San Juan, respecto a lo que esperan que suceda el próximo 21 de septiembre.

En los últimos días, ocho bares de San Juan fueron clausurados y desde el sector de gastronómicos aseguran que pasan su peor momento. Es que debido a las medidas de seguridad dispuestas por el Comité Covid-19, sólo pueden trabajar con el 40% de la ocupación en bares y restaurantes, situación que presentó problemas para varios. 

Luis Tallara, de la Cámara Hotelera Gastronómica de San Juan, dijo a un medio local, «la clausura de los bares se debió a que en varios casos no se respetó la distancia y tras el amontonamiento de los clientes, sumando tal vez a otras irregularidades, se dispuso la medida. En este contexto es un golpe muy fuerte». 


En los últimos días, ocho bares de San Juan fueron clausurados y desde el sector de gastronómicos aseguran que pasan su peor momento. Es que debido a las medidas de seguridad dispuestas por el Comité Covid-19, sólo pueden trabajar con el 40% de la ocupación en bares y restaurantes, situación que presentó problemas para varios. 

Según detalló Luis Tallara, de la Cámara Hotelera Gastronómica de San Juan, a Diario La Provincia SJ, «la clausura de los bares se debió a que en varios casos no se respetó la distancia y tras el amontonamiento de los clientes, sumando tal vez a otras irregularidades, se dispuso la medida. En este contexto es un golpe muy fuerte». 

Es que tras la salida de la Fase 1 de aislamiento, el sector registró un 30% en el recupero de las ventas, dato menor al que manejaba cuando en la provincia aún no había brote de Covid-19. Es por eso ante esa situación ya piensan en cómo podría darse la atención el próximo lunes 21 de septiembre. 

«Aún no se registran reservas y pensamos que es por la fecha en la que estamos, todavía falta pero como está todo lo único que podemos llegar a esperar es una demanda espontánea de clientes. Sabemos que es una fiesta joven, popular y congregante pero también se promovieron los festejos virtuales y no sabemos cómo va a incidir eso en nosotros», subrayó. 

A la situación se le suma que un importante número de bares y restaurantes no abren los lunes y ante la incertidumbre de la actividad, podrían mantenerse de la misma forma. «Los que decidan hacerlo seguro apelarán a promociones y beneficios para los clientes pero lo cierto es que los ánimos están por el suelo. El día de la primavera es una buena oportunidad para apostar pero eso dependerá de la decisión que tome cada uno», finalizó. 

Hasta el momento, las cafeterías son las que han logrado más público colocando sus mesas en veredas y patios en terraza. En esa misma línea han actuado los bares que a diario abren sus puertas a las 18 horas, aunque la actividad en la noche, durante los días de semana, merma en demasía. 

Fuente: Diario La Provincia SJ