DSJ19 17 septiembre, 2020

Distribuidos en 12 provincias, estas zonas albergan alrededor del 10 por ciento de la población del país, que conoció al virus SARS-CoV-2 solo a través de las noticias.

Según los datos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación, en base al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS), las provincias que aún conservan zonas vírgenes de la pandemia son: Salta, Catamarca, Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Corrientes, San Juan, San Luis, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut.

Paradójicamente, en otros sectores de algunas de estas provincias la situación es la inversa. Los casos de coronavirus Covid-19 crecen casi a diario y las camas de terapia intensiva locales se encuentra con ocupaciones superiores al 80 por ciento. Como en Río Negro y Salta.

Hasta el mediodía de este miércoles, según el registro del SNVS las dos provincias que tienen más departamentos sin casos eran Misiones y Chubut, con siete partidos cada una. Le seguían San Juan y Catamarca, con seis cada una y quinta se ubicaba La Pampa, con cinco.

De todas las provincias que tienen departamentos vírgenes, la que mayor número de casos acumulados tiene es Río Negro, que con más de 9000 positivos se ubica en el séptimo lugar entre las 24 provincias. Incluso, los 253 muertos en esa provincia ingresados al sistema la sitúan en el cuarto lugar en función del total de víctimas fatales del país.

Los motivos, según las provincias

«Esto se da gracias a que nuestra provincia tiene una característica que nos beneficia en este sentido. Tenemos cuatro ciudades importantes que son comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madrid y Esquel, a Rawson no lo incluyo porque lo dejo pegado al lado de Trelew que sería El Valle, y el resto son todos pueblos», explicó a LA NACION Federico Massoni, ministro de Gobierno de Chubut.

Massoni agregó: «Al existir tanta extensión, con retenes tanto en los egresos como ingresos de las distintas ciudades y pueblos lo que hicimos fue restringir al máximo lo que es la circulación de personas y por ende la circulación viral».

«En el caso de que existiese la necesidad de que circulen personas lo que forzamos en los pueblos es el cumplimiento efectivo de las cuarentenas. Esto lo hicimos con la fuerza policial y con la constatación a través del Ministerio de Salud del seguimiento de cada uno de aquellos que tenía algunos síntomas», detalló el funcionario provincial.

El ministro también reconoció: «Si bien fue un desgaste muy grande del personal de seguridad, del recurso humano policial, hasta ahora venimos con una situación muy pero muy controlada. Sin perjuicio de que, por ejemplo, en la ciudad de Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn ha empezado a manifestarse el virus en forma violenta».

Para Claudia Palladino, ministra de Salud de Catamarca, la situación de su provincia tiene que ver con la evolución de la pandemia en la zona. «Estuvimos muchos días sin casos. Luego aparecieron en los lugares más poblados y con más tránsito«, dijo a LA NACIÓN.

«Catamarca tiene un Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial en red con COEs regionales conformados por intendentes, jefes sanitarios y jefes policiales. Ellos van supervisando los protocolos de ingreso y de permanencia en cada departamento», dijo sobre las medidas sanitarias que aplican para tratar de que Santa Rosa, Pomán, El Alto, Antofagasta de la Sierra, Ancasti y Ambato sigan sin casos.

Por: José María Costa