DSJ19 18 septiembre, 2020

Juan Tillard, gerente general de La Voz, presentó en la Semana TIC el proceso de recambio tecnológico. La continuidad del papel, las nuevas audiencias y los cambios que se vienen para el medio cordobés .

Haber nacido de la industria gráfica y ser un medio informativo tradicional del interior del país, no le impidió a La Voz estar a la vanguardia de la transformación digital en el periodismo.

Este fue el mensaje que dejó Juan Tillard, gerente general de La Voz del Interior en la tercera jornada de la Semana TIC, en una mesa en la que dialogó con Ricardo Ruival,  presidente de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónica y Comunicaciones del Centro de la Argentina (Ciiecca), sobre el proceso de cambio tecnológico del medio cordobés.

El proceso empezó hace seis años, con un plan de trabajo que se denominó La Voz Global 2020, y que marcó un camino metodológico para iniciar el proceso de transformación.

Había que reconvertir la propuesta de valor de los productos y servicios, revisar la cartera de negocios y orientar la estructura de la empresa en función de un proyecto de cambio cultural, en lo cual «fue fundamental el liderazgo de la alta gerencia», aclaró.

«Era una empresa con más de 100 años, muy acostumbrada a la gestión en términos analógicos y físicos y nos proponíamos un salto hacia una lógica más digital, no sólo en los productos, sino también con vistas a una gestión basada en la cultura digital», indicó.

Para La Voz, la transformación digital no sólo incluyó su sitio de noticias en internet www.lavoz.com.ar, que va camino a cumplir 25 años. También implicó incorporar habilidades nuevas en sus periodistas, que además de escribir ahora desarrollan contenidos en plataformas multimedia y trabajan sobre la interpretación de datos que provienen de las audiencias.

«Hoy La Voz tiene mucha más audiencia combinando papel y web que la que tenía el diario en el siglo pasado», agregó Tillard.

Sin embargo, el ejecutivo descartó que se vaya a abandonar el papel. «Le queda mucho tiempo más al papel para seguir experimentando», indicó.

La transformación digital también transformó el plan de negocios. Eso llevó al diario a apostar en la búsqueda de suscripciones digitales. 

«En poco menos de dos años, hemos sumado más de 36 mil suscripciones», resaltó.

Para este avance, La Voz desarrolló un software propio que luego tomó forma de producto informático, Wyleex, que en la actualidad utilizan otros 13 diarios en la región.

«Hoy esta virtualidad y movilidad son condiciones que hemos incorporado dentro de la gestión de nuestra oferta de productos y servicios», resaltó Tillard.