DSJ19 17 octubre, 2020

También hubo procedimientos en otros países de América y Europa. Se trató del «mas grande operativo» realizado en el país contra una red internacional de pedofilia.

San Juan fue escenario de varios operativos realizados por la Policía Federal y que terminaron requisando domicilios de Caucete y Media Agua, en Sarmiento. En total, fueron 110 allanamientos simultáneos en todo el país y ahora se están haciendo operativos similares en 15 países.

Dos departamentos sanjuaninos Caucete y Sarmiento fueron escenarios de un megaoperativo realizado por la Policía Federal como parte de una causa internacional vinculada a la producción y distribución de pornografía infantil.

San Juan no fue la única provincia donde se realizaron estos operativos, sino que fue parte de una orden judicial que tenía como objetivo el allanamiento simultáneo de 110 lugares en todo el país.

Fuentes locales de esa fuerza revelaron este sábado a un medio local que el operativo fue el resultado del trabajo de la unidad de Cibercrimen de la Policía Federal, con asiento en Buenos Aires, y de miembros de Interpol que tenían en la mira a una red internacional que se dedicaba a producir ese tipo de contenido con menores.

Fue así como los pesquisas de la Agencia Regional Cuyo y de la Delegación local de la Policía Federal allanaron domicilios situados en Caucete y en Media Agua, Sarmiento. Las fuentes aclararon que no hubo detenidos y que eso dependerá del análisis del material secuestrado en los operativos.

Se realizaron operativos en Córdoba, Santiago del Estero, Río Negro y Santa Fe.

Ese material secuestrado consta de computadoras, discos rígidos, celulares, cámaras y otro tipo de almacenamientos que contenían imágenes y videos pornográficos que serán remitidos a expertos digitales de la fuerza para su análisis. De ese peritaje dependerá la suerte procesal de los propietarios de las viviendas allanadas en tierras sanjuaninas, agregaron las fuentes del caso.

El operativo, llamado Corona Web, fue ordenado por la Fiscalía Nº 1 de Berazategui, la cual está especializada en pornografía infantil, y es dirigida por el fiscal Daniel Ichazo.

Por orden de esa fiscalía, se realizaron 110 allanamientos en Argentina con el fin de desarticular una banda con nexos en Estados Unidos, perú, Colombia, Pakistán, España, Japón y otros países que estaban vinculados a una red que distribuía contenido erótico y pornográfico con menores de edad como protagonistas.

En total, hay 33 personas investigadas en el país por ese delito y llegaron a ellas gracias al análisis de más de 200 líneas telefónicas nacionales. Todas fueron imputadas porque se comprobó que formaban parte de una red de pedofilia.

Cómo se descubrió la red de pedofilia

Infobae publicó que en diciembre de 2019 la Policía Bonaerense realizó un allanamiento en Florencia Varela en la vivienda de un hombre acusado de distribuir material pedófilo. Allí hallaron un celular con al menos 10 grupos de Whatsapp donde los contactos intercambiaban ese tipo de material.

Fue así como miembros de esa fuerza y de la Policía Federal se infiltraron en esos grupos para individualizar a los sospechosos. Tras meses de investigaciones e infiltraciones, descubrieron que cada grupo contenía unos 150 participantes de distintas nacionalidades y que llamaban a los grupos “Se vale todo” o “xxx”.

Ciento diez allanamientos en media docena de provincias argentinas, entre ellas Córdoba, y varios países de América y Europa con más de 120 imputados es el resultado del «mas grande operativo» realizado en el país contra una red internacional de pedofilia y distribución de materiales que representan abuso sexual de niños, niñas y adolescentes a través de grupos de WhatsApp, informaron hoy fuentes judiciales.

En total se efectuaron 110 allanamientos, 32 de los cuáles se llevaron a cabo en territorio bonaerense, 9 en la ciudad de Buenos Aires y el resto en provincias como Córdoba, Salta y Tucumán, además de países como Chile, Perú, Ecuador y Colombia.

(PFA).

De esta causa también se derivaron otras investigaciones con conexiones sospechosas en Estados Unidos, España y Portugal.

Entre los imputados en la causa, figuran cinco mujeres y un adolescente de 17 años. Además, once personas fueron demoradas y señaladas como administradores de una red de grupos de WhatsApp en los que sólo se compartían materiales vinculado a la explotación sexual infantil.

La investigación incluyó la utilización de agentes reveladores infiltrados y evidencias digitales, por lo que constituyó «un arduo trabajo de inteligencia», detallaron las fuentes.

(PFA).

La pesquisa en la Argentina fue llevada adelante por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, junto a la Policía Federal, en el marco de la causa en la que interviene la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a cargo del Daniel Ichazo, y está caratulada como «material de explotación sexual infantil -presunta Asociación Ilícita contra la Integridad Sexual de menores».

El fiscal Ichazo dijo a Télam que esta operación «nace de una investigación previa por distribución de pornografía infantil que se había realizado en los partidos bonaerenses de Berazategui y Florencio Varela el año pasado, en la que las pericias que se habían hecho sobre los teléfonos de los sospechosos habían detectado una aplicación que daba acceso a varios grupos de WhatsApp, con nombres muy llamativos».

(PFA).

El fiscal aseguró que «este es un operativo inédito en Argentina porque hasta acá siempre se habían realizado de forma seccionada y se levantaban cargos en cada jurisdicción, por lo que las causas terminaban siendo por la tenencia de contenidos de explotación sexual infantil y eran todas penas excarcelables».

«Además, muchas de estas causas no se originaban en el país sino que arrancaban a partir de datos que traía de otro país alguna investigación de interpol», aclaró.

Para Ichazo, «tener a todos en la misma causa va a facilitar el proceso para avanzar con las imputaciones y las detenciones».

«Por ahora, sólo los once administradores que están dispersos entre las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Salta y Tucumán fueron demorados», completó.