DSJ19 28 octubre, 2020

¿Qué es APLV?

Se trata de una reacción exagerada del sistema inmunitario ante una o más proteínas que contiene la leche de vaca

Cuando los niños y los lactantes alérgicos a la leche de vaca toman este alimento se pueden desencadenar reacciones alérgicas. Al evitar las proteínas de la leche de vaca por completo, los síntomas provocados por esta reacción deberían ser eliminados.

La alergia a la leche de vaca (APLV) es la alergia alimentaria más común en lactantes y niños pequeños, entre un 2% y un 5% de todos los niños padecen esta afección. Se trata de una reacción exagerada del sistema inmunitario ante una o más proteínas que contiene la leche de vaca. La proteína de la leche de vaca suele ser uno de los primeros alimentos complementarios introducidos en la alimentación del lactante y se suele consumir durante toda la infancia como parte de una dieta equilibrada. Es muy poco habitual que los bebés alimentados en exclusiva con leche materna puedan sufrir reacciones a las proteínas de la leche de vaca. Estas proteínas se pueden transmitir a través de la leche materna si la madre ha consumido productos lácteos. En esta situación, las directrices clínicas recomiendan que se continúe con la lactancia materna debido a sus efectos beneficiosos y que la madre trate de eliminar la proteína de la leche de vaca de su alimentación. La APLV afecta sobre todo a niños menores de 2 a 3 años.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas provocados ​​por la APLV son diversos y pueden afectar a varios sistemas orgánicos, como la piel, el aparato digestivo o el respiratorio, lo que puede dar lugar a erupciones cutáneas, eccemas, vómitos, diarrea, cólicos, resuellos o llantos excesivos. Las reacciones alérgicas pueden comenzar con mucha rapidez como ocurre con los problemas respiratorios graves y los vómitos; no obstante, también se pueden retrasar o requerir una mayor cantidad de alimento, como por ejemplo  un vaso de leche. Un ejemplo de reacción tardía sería una erupción cutánea o una diarrea, que pueden tardar hasta 3 o 5 días en aparecer. 

En lactantes alimentados con fórmula y niños mayores, será necesario evitar las proteínas de la leche de vaca para eliminar los síntomas de la APLV. Esto requiere que se establezcan alimentos sustitutivos adecuados con el asesoramiento de un profesional médico. Como ya hemos mencionado, en caso de que su hijo tome leche materna, se recomienda que la madre cambie su alimentación y excluya todas las proteínas de la lechede su dieta. 

Si eso no ayuda, el pediatra le aconsejará que tome una fórmula infantil adaptada que puede contener proteínas hidrolizadas o bien una fórmula que no contiene proteínas de leche de vaca, como son las denominadas fórmulas con aminoácidos o elementales.

¿Con qué rapidez mejorarán los síntomas?

La rapidez con la que mejoren los síntomas dependerá en gran medida de las condiciones actuales de su bebé y de qué tipo de fórmula utilice.

Restaurantes para APLV :: La cocina sin leche de papa

Si su hijo ha presentado síntomas alérgicos en el pasado, deberá esperar un tiempo hasta que su estado mejore (igual que haría con la curación de una herida hasta que cicatriza).

Tratar la APLV en familia. Una alternativa saludable para todos.

Incluso cuando los síntomas del bebé hayan desaparecido por completo, deberá continuar tomando la fórmula indicada por su pediatra durante el tiempo recomendado para evitar que éstos vuelvan a aparecer.

Consulte con su pediatra o especialista sobre cuánto tiempo deberá utilizar esta fórmula. Si el niño recibe una dieta sólida, es importante que se asegure de eliminar por completo aquellos alimentos sospechosos de provocar la alergia. Utilice sólo aquellos alimentos recomendados por el pediatra o el nutricionista.  

ALERGIA A LA LECHE: TODO LO QUE DEBES SABER