DSJ19 19 noviembre, 2020

El cordobés, de 63 años, estaba internado con respirador a raíz de las complicaciones del cuadro. Fue tres veces retador al título mundial contra rivales de elite.

Estaba internado en terapia intensiva”, confirmó  el director del Hospital Iturraspe de San Francisco, Vicente Valentín.

El ex púgil argentino de pesos medianos tenía 63 años y estaba internado desde el jueves pasado tras dar positivo de coronavirus.

El cuadro de Covid-19 empeoró a raíz de las comorbilidades al ser diabético, hipertenso y obeso. Incluso en los últimos días estaba en coma y con asistencia respiratoria.

“La evolución era mala, así que era de esperar. Pese a todos los esfuerzos y tratamientos que se hicieron, su estado se fue complicando con el correr de los días”, precisó el médico.

Roldán, nacido en Freyre, Córdoba, fue campeón argentino y sudamericano de los medianos, y tres veces retador al título mundial de la categoría, pero perdió ante Marving Hagler, Tommy Hearns y Michael Nunn.

Alumno del notable Amilcar Brusa, el inolvidable entrenador de Carlos Monzón, encontró en Juan Carlos «Tiro» Lectoure al gestor de su gran explosión a nivel internacional’.

En las fastuosas veladas celebradas en la ciudad estadounidense de Las Vegas, el bonachón cordobés noqueó a Frank «Animal» Fletcher, luego perdió por nocaut técnico ante Hagler (a quien sin embargo logró derribar), superó por fuera de combate a James Kinchen y fue noqueado por Hearns y Michael Nunn.

Roldán consumó un palmarés de 75 peleas, con 67 triunfos (47 antes del límite), cinco derrotas y dos sin decisión.

Quizá no contó con un «corazón de campeón», no tuvo el temperamento de Víctor Galindez o Jorge «locomotora» Castro para sobreponerse a la adversidad sobre el cuadrilátero o le faltó una pétrea mandíbula, pero Roldán fue un gran campeón y será recordado por su temible pegada.

Fuente: Cadena 3