DSJ19 22 noviembre, 2020

Lo dice el Dr. Ing. Patiño, de la UNSJ. Agrega que hoy “hay una movilización poblacional superior al 75 por ciento, o sea que no hay control del brote de Coronavirus”.

“Hemos hecho un cálculo y la población de San Juan tiene una altísima circulación. Si vamos a los modelos, está duplicando la cantidad de casos de contagios de Covid 19 de 10 a 16 días. Esto significa que si San Juan estuviese adherida a la política nacional de administración de fases de distanciamiento poblacional, debería estar en una Fase 2”, sostiene el Dr. Ing. Daniel Patiño, del Instituto de Automática de la Facultad de Ingeniería de la UNSJ. El especialista, que tiene publicados ya varios trabajos en base a cálculos matemáticos y enfoques de la Teoría de sistemas de control, dice que esa Fase 2 implica tener una movilización de no más del 25 por ciento, pero “San Juan hoy está con una movilización superior al 75 por ciento, o sea que realmente San Juan se encuentra en Fase 4 o 5, lo cual significa que no hay control del brote. Es decir que no hay ningún tipo de mitigación en cuanto a cortar la circulación del virus”.

Matemático y proporcional

Patiño alega que a esta altura ya no se trata de proponer volver a Fase 1, pero sí que se debe hacer algo para cortar un poco la circulación de personas, porque es algo directamente proporcional: a mayor circulación de gente, mayor circulación del virus. “Existen tres herramientas no farmacológicas de mitigación. Una es el distanciamiento preventivo de dos metros, con el cuidado personal de cada uno con barbijos, mascarilla, higiene personal, evitar lugares cerrados. Otra herramienta es el aislamiento, que evita la circulación poblacional y el contacto. Y la tercera es el testeo masivo con aislamientos de los asintomáticos y presintomáticos. Esta es una herramienta difícil de usar en nuestros lugares porque se requiere de un laboratorio que procese 4 mil o 5 mil muestras por día. Pero sabemos que el sistema de laboratorios en San Juan está colapsado, porque si los resultados de hisopados están a los siete o diez días de haberlos practicado, es porque no están funcionado bien el sistema. Y si se mira en los partes diarios de Salud Pública, la cantidad de sospechosos están arriba de los mil, eso significa que están en proceso de análisis y que no está funcionando correctamente”, sentencia.

Sistema estresado

Daniel Patiño señala que los números de contagios que se ven en los reportes diarios de la provincia “son de 14 días anteriores, es decir, de cómo operó el virus hace 14 días”. Y agrega: “La cantidad de testeos es insuficiente, por lo tanto ese número (de los reportes diarios) es muy bajo. Si se ajustase, como lo hacemos en nuestros cálculos, de acuerdo al grado ocupacional de camas -porque esa es una medida precisa-, se observa que la cantidad de casos por día que hay en San Juan es de entre 400 y 500. Es la cifra que nosotros tenemos. A la cifra del parte diario hay que multiplicarla por tres. Esto es así en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, esto quiere decir que el sistema de salud empieza a estresarse. En nuestros cálculos lo vemos más que estresado, lo vemos en un grado ocupacional de un 85 o 90 por ciento. Y esto es grave. Si se le pregunta a un profesional terapista, seguro va a decir que con una terapia intensiva al 80 o 90 por ciento de ocupación, prácticamente está colapsada: Así, el escenario a corto y mediano plazo es muy delicado para San Juan de acuerdo a los números que nosotros estamos observando”.

Cifras crueles

“Al 7 o 14 de diciembre, calculamos que tendríamos por día entre 500 y 700 casos diarios. En la cantidad de total acumulado tendríamos prácticamente 30 mil casos. Pero si ajustáramos a la cantidad exacta, de acuerdo al grado ocupacional de camas, y de acuerdo a los modelos estadísticos del mundo, estaríamos en los tres mil casos diarios y en 44 mil infectados acumulados”, dice Patiño. Hay que resaltar aquí que desde Salud Pública de la Provincia, cuando comenzaba la pandemia, ese último número ya se había estimado para San Juan. “Es que es insuficiente el testeo y lo que se muestra como partes diarios no corresponde a la realidad exacta. San Juan está yendo a buscar el pico y si sigue como está la circulación (nosotros lo decimos sólo con los números, pero lo dice cualquier científico del mundo), con más del 75 por ciento de movilidad, va a haber problemas. Del total de personas contagiadas, 20 por ciento requerirá atención mínima y, de ese porcentaje, un 5 por ciento va a necesitar terapia intensiva y un 2,5 por ciento, respiradores mecánicos. Mucha gente que va a requerir esta asistencia no la va a poder tener”.

Al final, el ingeniero hace saber que en San Juan no encuentra respuestas a sus trabajos de cálculos y modelos matemáticos respecto de la pandemia de Coronavirus. “Nosotros siempre hemos mandado nuestros cálculos y reportes, porque lo debemos hacer como Universidad pública. No hemos tenido eco con las autoridades del Gobierno provincial en cuanto a escuchar nuestros reportes al menos para discutirlos o cuestionarlos. Pero de otros lugares nos han requerido reportes, por ejemplo a Provincia de Buenos Aires enviamos dos reportes; a Rosario, uno. Incluso a un médico asesor del Presidente de la Nación también le hicimos llegar nuestros primeros resultados. Y también le habíamos anticipado a ese grupo de expertos que en Buenos Aires no iba a saturar el sistema sanitario”, remarca.

Fuente: Revista la U