DSJ19 23 noviembre, 2020

Se descompensó

Se encuentra en cuidados críticos del Centro Provincial de Salud Infantil en su provincia y esperan estabilizar su salud para poder trasladarla a un hospital de Buenos Aires.

Abigail Jiménez, la nena de 12 años enferma de cáncer a quien días atrás le negaron ingresar a Santiago del Estero junto a sus padres al regresar de un tratamiento médico, tuvo una descompensación y fue internada este lunes 23 de noviembre en su provincia. Este martes, además, la trasladarán al hospital Austral de Buenos Aires.

Así lo informaron las autoridades del Centro Provincial de Salud Infantil (CEPSI) de Santiago del Estero al medio local Nuevo Diario. La menor se descompensó en su casa de Termas de Río Hondo en horas de la madrugada del lunes, fue trasladada en ambulancia hasta el Centro Integral de Salud Termas, y luego fue derivada de urgencia al CEPSI.  Las directoras del centro de salud detallaron que la nena llegó con dolores, está anémica y se encuentra internada en cuidados críticos. Abigail padece un cáncer en la pierna llamado «Sarcoma de Ewing» desde hace cinco años. 

Debido a la enfermedad, dijeron, la menor tiene las defensas bajas y se le realizaron todos los estudios para descartar virus o bacterias que compliquen su cuadro, y se le hizo el hisopado para detectar COVID-19 a ella y a sus papás. Se esperan en la tarde de este lunes los resultados de los estudios que le realizaron en las últimas horas y, una vez que se estabilice su salud, la trasladarán al hospital Austral para continuar con su tratamiento. 

El caso de Abigail generó conmoción días atrás, cuando en redes sociales se viralizó el video de su papá, Diego, quien carga a la menor enferma para ingresar a Santiago del Estero, ante la prohibición del control policial de dejarlos ingresar.

Debido a su enfermedad, la nena había viajado a Tucumán junto a sus padres para recibir el tratamiento, pero cuando intentaron ingresar a Santiago del Estero para regresar a su hogar en Termas de Rio Hondo, un retén los frenó argumentando la falta de un pase sanitario.

«Yo tenía la autorización del intendente, cuando llego al límite proveniente de Tucumán no me dejaron pasar», expresó Diego Jiménez, padre de la niña. «Me decían que no tenía el permiso de emergencia, no se apiadaron del dolor que estaba sufriendo mi hija», denunció.