DSJ19 26 noviembre, 2020

Los recientes aumentos en los combustibles y en la carne vacuna sumado a otros que se aplicarán el mes próximo, le pondrán una presión fuerte a la inflación del último mes del año y, también al primer mes del año venidero, según el economista Camilo Tiscornia.

El analista, director de CT Consultores, señaló que los recientes aumentos tienen una gravitación importante en la confección del Índice de Precios al Consumidor.

‘La carne vacuna tiene una incidencia del 5% en la canasta del IPC y la parte de combustible un 4% o sea que entre ambas hay un 10% de incidencia’, detalló aunque aclaró que para la inflación del mes en curso en particular, ‘no hay algo diferencial en estas dos cosas en noviembre, la carne viene subiendo hace un buen tiempo y a buen ritmo y lo mismo combustibles viene subiendo desde mitad de agosto, pero no hay un cambio tan dramático’.

Agregó que ‘eso explica porque la inflación viene alta pero no es solo eso .Creemos que noviembre puede dar menos que octubre, pero esto no implica un cambio de tendencia porque en diciembre va a haber de nuevo suba de combustibles, de prepagas, de salarios de encargados de edificio, de carne, en la comida y sobre todo en enero va a venir un pico por las vacaciones de verano, por lo que diciembre y enero van a ser meses más complicados en inflación, pero noviembre quizá no sea tan grave como fue en octubre’.

Cabe destacar que ese mes, alcanzó el 3,8%, con lo que se confirmó que la Argentina retomó el camino al alza del costo de vida que comenzó en agosto. En los últimos 12 meses, llegó al 37,2%. Con el aumento de octubre, acumula un alza de 26,9% durante el 2020.

Con 5,4% en octubre, 2018 será el año de mayor inflación desde 1991 | El  Cronista