13 abril, 2019

La cantidad exacta es de 83 niños, de los cuales sólo 51 se encuentran en situación de adoptabilidad.

La cifra es alta y la esperanza de los pequeños aún más. Desde la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia contaron que actualmente 83 chicos se encuentran albergados en la residencia, y de ellos 51 están en condiciones de adoptabilidad. 

“De los 51 chicos 24 tienen menos de 10 años y 27 de ellos, más de 10 años. La realidad es preocupante ya que actualmente, el 90% de los padres que desean adoptar, esperan a niños menores de 2 años. Otra de las situaciones que se nos presenta es que muchas veces los padres desean a un solo niño y eso dificulta los casos de adopción de hermanitos”, explicó Marcelo Bartolomé, director del área.

En este caso, Bartolomé aclaró que las cifras corresponden a chicos que se encuentran únicamente en residencias de la Dirección de la Niñez. “Existen otros actores que también intervienen en los casos de adopciones, que son los Juzgados, Casa Cuna y el Registro Único de Adoptantes, por lo que se supone que la cidra es mayor”.

En el caso de los chicos que son adoptados desde la Dirección de la Niñez, el seguimiento lo realiza el ente, por un determinado tiempo. Proceso que no es definitivo y que tampoco, en muchas ocasiones, culmina de manera exitosa. “Hay chicos que son adoptados por familias excelentes, y los chicos también lo son, pero lamentablemente el vínculo no se da y vuelven a la residencia. Esos son los casos más tristes”, lamentó Bartolomé. 

Frente a este escenario, un gran porcentaje de chicos nunca logran ser adoptados y por ello alcanzan la mayoría de edad bajo esta situación. “Este año 5 chicos cumplen 18 años y deben egresar de la residencia. Con ellos ya estamos trabajando desde hace un año, enseñándoles oficios para que puedan tener una vida independiente una vez que salen. Eso no significa que desde la Dirección de Niñez les cerramos las puertas, al contrario, muchas veces vuelven con nosotros, el vínculo siempre está”, dijo el Director. 

Actualmente, el organismo trabaja en vinculaciones con cinco familias que decidieron adoptar a niños chiquitos. “Los pequeños estaban en la residencia y salieron con las familias. Hicimos un egreso con fiesta, fue un momento muy emocionante junto con sus compañeritos”, finalizó Bartolomé.