11 junio, 2019

Con este llamativo nombre se conoce a un fenómeno natural debido al frío y la sal que resulta lento, hermoso, elegante y letal. Al menos para las criaturas marinas del océano antártico.

Con un nombre tan dramático podríamos esperar cualquier cosa. Pero lo cierto es que se conoce así a un fenómeno natural que ocurre en la Antártida. En algunos puntos concretos, gracias a las características temperaturas de sus océanos, una especie de espiral de hielo comienza a crecer, lentamente. Es un espectáculo increíblemente bello y muy, muy lento. Pero también letal. Así lo pudimos apreciar cuando un grupo de la BBC consiguió realizar un timelapse de su formación.