10 febrero, 2020


Este efectivo de la policía trabajaba en n un paraje rural, cuando se encontró con un joven que caminaba con unas ojotas rotas. Él se conmovió y fue hasta el vehículo para sacar sus zapatillas y regalárselas. El gesto desinteresado hizo llorar al chico que le mostró su gratitud. El hecho fue registrado por un testigo que se emocionó al ver el gesto. POR MÁS POLICÍAS ASÍ

Fuente: Diario Móvil