12 diciembre, 2019

La Fuerza Aérea de Chile ya informó del hallazgo a los familiares, según una autoridad regional.

A 48 horas del más grave accidente de un avión militar chileno, la Fuerza Aérea de Chile (FACH) confirmó el hallazgo de restos humanos y de un avión que podrían corresponder a la aeronave que transportaba a 38 personas y que cayó el lunes en el furioso mar Drake, de camino a la Antártida, informó Elpais.com.

Primero se dio a conocer este miércoles el hallazgo de pedazos de esponjas flotando en el mar, hallados por el buque Antartic Endevour, de bandera chilena. Las autoridades investigan si corresponden al interior de los estanques de combustibles de las alas del Hércules C-130. Los materiales fueron localizados 30 kilómetros al sur del lugar donde por última vez hubo un contacto radial, en una zona marítima de 3.200 metros de profundidad.

El Hércules C-130 despegó el lunes desde Chabunco y se dirigía a la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva para brindar apoyo logístico, como la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible y el tratamiento anticorrosivo de las instalaciones.

Pero en la mitad del trayecto, cuando la nave había viajado 700 kilómetros y le faltaban otros 500 para llegar al destino, perdió el contacto radial. Eran las 18.13 (hora local) y le faltaba todavía una hora y cuatro minutos para el aterrizaje.

Los dos pilotos eran experimentados, según ha informado la FACH y el Ministerio de Defensa, por lo que no existen pistas evidentes sobre las razones del accidente que investiga tanto la institución militar como la Fiscalía.