21 octubre, 2019

Apareció sin vida en un pasillo de su domicilio en Paraná, Entre Ríos. Se investigan las causas.

El periodista Lucas Carrasco, que a inicios de septiembre fue condenado en primera instancia a la pena de 9 años de prisión por el delito de “abuso sexual agravado por acceso carnal”, fue encontrado muerto dentro de su domicilio en la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

Según las fuentes , el periodista fue hallado sin vida en un pasillo interno de un domicilio ubicado en la calle Colón al 400, en la ciudad de Paraná.

Carrasco se encontraba en el suelo de cúbito ventral y con las llaves en su mano. Además, presentaba una secreción en su boca. Desde las primeras horas de la mañana del domingo, peritos médicos forenses de la provincia de Entre Ríos intentaban determinar las causas. La principal hipótesis que se maneja es la de un edema pulmonar, producto de una sobredosis de drogas.

Fuentes cercanas a la investigación precisaron que el cuerpo de Carrasco fue encontrado por un vecino. Estaba boca arriba, a 10 metros de la puerta de su casa y tras atravesar un portón que da acceso a la vivienda. Sin signos de haber tenido una muerte violeta.

Las mismas fuentes precisaron que había restos de comida no digerida alrededor de la boca, que se creía había aspirado líquidos y en está línea se podría haber broncoaspirado por el mismo vómito. Su cuerpo fue trasladado a la morgue de Oro Verde, para que se le realizara la autopsia.

Allegados al periodista dejaron saber además que Carrasco estaba realizando un tratamiento ambulatorio en una clínica de la zona y que el año pasado había ingresado al menos en una oportunidad al Hospital Ramos Mejía “desorientado y obnubilado”.

Por otro lado surgió que en el interior de la casa se encontraron pilas de ropa sucia, desorden generalizado, pastillas y colillas de cigarrillos.

El comunicador fue encontrado inerte en el suelo en las primeras horas de ayer domingo, quienes de inmediato llamaron a la Policía y al servicio de asistencia médica. Al llegar los médicos a la puerta del domicilio, se constató que Carrasco ya había muerto.

El fiscal que quedó a cargo de la causa es Gonzalo Badano, de la Unidad de Investigación y Litigación, quien se acercó hasta el lugar.

Carrasco se había situado en el centro en los primeros días de septiembre cuando fue condenado a la pena de nueve años de prisión, por haber abusado sexualmente de Sofía Otero, de 27 años, por un episodio ocurrido en febrero de 2013.

Fuente: Infobae