27 noviembre, 2018

Los pesquisas creen que hubo un entregador. Eran dos delincuentes en moto.

El hecho ocurrió en una calle transitada a plena luz del día. Así y todo, un atraco veloz con un botín jugoso. Una tarea casi rutinaria de trasladar una fuerte suma de dinero para que se deposite en un banco terminó en un robo impactante, donde sobrevuela -según los investigadores- la figura del “entregador”, o sea alguien que sabía que ese dinero iba en ese vehículo.

La víctima fue una empresa dedicada a la venta de combustibles, y quienes lo sufrieron en persona fueron dos empleados, uno de ellos de 70 años.

Fue a las 10 de la mañana de este lunes, en inmediaciones de calles 9 de Julio y Aberastain, en Capital, cuando una moto se le atravesó a una camioneta VW Saveiro, golpearon hasta romper una ventanilla, les apuntaron a los empleados y les llevaron el bolso. Todo fue en cuestión de segundos.

No informaron en la policía la identidad de los empleados, pero sí que la persona mayor sufrió un golpe en la cabeza por el que debió recibir atención médica. No hay detenidos y están siendo revisadas las cámaras de seguridad.