9 diciembre, 2019

Se trata de la roca espacial 2018 VP1, que viaja a 34.308 km/h por alrededor del Sol de nuestro sistema solar, y que el próximo 2 de noviembre de 2020 alcanzará su punto más cercano a la Tierra.

La Agencia Espacial Estadounidense (NASA) mantiene sus ojos puestos en un asteroide que se mueve a gran velocidad por el espacio y que en 2020 pasará muy cerca de la Tierra.

Según detalla el sistema de monitoreo de impactos a la Tierra – Sentry, la roca se acercará a una distancia de 5 mil kilómetros de nuestro planeta. En caso de entrar a nuestra atmósfera, la velocidad que alcanzaría podría llegar a los 52.776 km/h.

A pesar de que parece peligroso, debido a que está dentro de los objetos monitoreados, su fuerza de impacto es de 0.00042 megatones y su diámetro es de solo 2 metros, lo que lo disminuye su peligro.

A eso se suma que, a pesar de que son más altas que otros objetos que han “rozado” la Tierra, sus probabilidades de impactar a nuestro planeta son de 1 en 240, es decir, un 0,41% de chances de que suceda. Aún así, la advertencia está puesta.