4 septiembre, 2019

De ser aprobado, cada facultad discutirá si avala que distintas formas de lenguaje inclusivo puedan ser aplicadas en la redacción de trabajos y documentos. Será una opción y no una obligación.

La polémica sobre el uso del lenguaje inclusivo llegó hasta los claustros de la Universidad Nacional de San Juan. La vicerrectora Mónica Coca explicó  que un proyecto presentado por representantes del estamento estudiantil propone discutir su aplicación en publicaciones académicas.

El proyecto fue presentado ante el Consejo Superior en la sesión del pasado jueves por el consejero Pablo Pereira, estudiante de la Escuela de Ciencias de la Salud.

Coca resaltó que la propuesta considera que el uso del lenguaje inclusivo será en cualquier caso una opción, no una obligación.

“Generalmente en la Argentina se entiende por lenguaje inclusivo el intercambio de las vocales por la “e”, pero la propuesta de este alumno no se restringe a eso. El proyecto habla de los distintos tipos de lenguaje inclusivo que existen y sus posibilidades de aplicación escrita. Por ejemplo, el reemplazo de las vocales por la “x” o la arroba o el uso simultáneo de los artículos masculino y femenino” explicó la vicerrectora.

La discusión del proyecto será apoyada por las herramientas que proveerán los especialistas de la Maestría de Lingüística que se dicta en la casa de altos estudios. En última instancia, para que la propuesta entre en vigencia deberá ser discutida por los respectivos Consejos de cada unidad académica, quienes discutirán su aplicación en cada facultad.