16 enero, 2020

Perú acordó que deportará a cinco de los seis turistas detenidos el fin de semana por ingresar de forma ilegal a la ciudadela inca de Machu Picchu y juzgará únicamente a uno de ellos, un argentino, acusado por extracción ilegal de bienes culturales.

Los turistas, de nacionalidades argentina, chilena, francesa y brasileña, fueron detenidos el domingo de madrugada, supuestamente horas después de que accediesen al enclave.

La Dirección de Cultura de Cuzco confirmó la caída de una piedra y el hallazgo de heces en la zona protegida.

Cinco de los turistas coincidieron en señalar al argentino Nahuel Gómez, de 28 años, como responsable de los daños ocasionados en el Templo del Sol por la caída de una piedra, por lo que sigue abierta la causa contra él.

Los demás serán deportados a sus respectivos países, en principio este miércoles por la tarde.

El Gobierno regional recordó a todos los visitantes que están obligados a proteger y respetar el patrimonio. En el caso del Templo del Sol, el ingreso en algunos sectores está prohibido por el delicado estado de conservación en el que se encuentra.

La piedra desprendida del Templo del Sol. (AFP)