12 enero, 2020

La empresa de motovehículos Motomel alertó sobre “un posible vaciamiento empresario” por parte de Zanella al pretender vender sus activos y sus marcas “a un valor muy inferior” al que se ofrece en el expediente judicial en el que se sigue el concurso preventivo y que actualmente se encuentra sin juez asignado.

Así lo expresó ayer el apoderado de Motomel, Roberto Pagano, que en declaraciones a Télam rechazó las acusaciones de Zanella de pretender “boicotear, obstaculizar, impedir y/o retrasar la disposición de ciertos activos” de la marca.

“En lugar de estar enojados deberían valorar una propuesta superadora, a no ser que la venta de la marca sea un vaciamiento empresario, ya que se está aceptando un valor mucho menor de lo que Motomel está ofreciendo por la marca y uno de sus principales activos que es la planta de Caseros”, explicó Pagano.

La empresa La Emilia, propietaria de la marca Motomel, denunció a mediados de diciembre “irregularidades” en la venta de la firma Zanella al entender que la oferta que realizó ante el juzgado Civil 4 de San Luis, duplica el monto propuesto por el oferente que fue finalmente aceptado por el juez Agustín Ruta.

El magistrado decidió aceptar la oferta de Industria Metalúrgica Sud Americana -IMSA- de US$ 1,9 millones mientras que La Emilia ofreció US$ 3,6 millones, tras lo cual Motomel recusó al magistrado, por lo que el expediente está en la Sala I de la Cámara Civil de San Luis, que podría definir la continuidad del caso en febrero.

Este jueves, Zanella acusó a Motomel mediante una solicitada de “generar un verdadero escándalo jurídico, mediante planteos de recusaciones, apelaciones e incidentes en un expediente en el que no son parte” y en consecuencia de “afectar gravemente la situación de Zanella, su operación, su imagen y su reputación”.

“No nos interesa la quiebra sino sus marcas y la continuidad en San Luis de la operatoria de la planta y sus trabajadores”, respondió el apoderado de Motomel al insistir en que “el concurso preventivo es de orden público, con intereses no sólo del deudor sino de todos los acreedores y de la comunidad, en este caso, la de San Luis”.

Motomel planeaba fabricar distintos modelos en la planta puntana, en especial aquellos que representan a una de las tres principales empresas a nivel mundial como la japonesa Suzuki, en tanto Zanella además de ser la primera en ventas en el mercado local hace pocos años, en 2019 finalizó como la cuarta marca en patentamientos.