19 agosto, 2019

Fue un caso muy indignante y humillante a la vez. Los hermanos Flores tuvieron que cavar la fosa de su madre en el cementerio de Ullum.

La familia Flores vivió un humillante momento este fin de semana. Es que, la tristeza mezclada con humillación de cinco hermanos por el fallecimiento de su madre se sumó la terrible tarea de tener que cavar la fosa en la que la enterrarían en el cementerio municipal de Ullum, porque los encargados del lugar no la habían hecho. Y tampoco quisieron hacer la fosa y les entregaron los materiales para que ellos mismos lo hicieran.

Según manifestó Pablo Flores, uno de los hermanos, la familia tiene en el lugar un terreno que compraron hace casi 20 años. Tras el deceso de su madre, fueron a hablar con los encargados del cementerio para realizar los papeles correspondientes para el entierro. Pero no encontraron a responsables de esa área en el palacio municipal. 

El intendente Leopoldo Soler habló con Diariosanjuan19.com y dijo “haré sumario administrativo a los responsables del cementerio que no quisieron realizar el servicio en un momento tan triste”. “La máquina está rota y por la situación económica que atraviesa hoy el país que es crítica, y no estamos ajenos a este momento, y no pudimos repararla. Pero eso no impide que los panteoneros no cumplan su trabajo”, explicó.

Por otro lado, agregó que en las fotos que están circulando en las redes sociales se puede ver que nuestros empleados estuvieron cumpliendo su tarea, expresó el intendente Soler.

Esto posteó Pablo Daniel Flores en las redes sociales