24 julio, 2019

Marta Pelayes (40), la madre de las tres hermanitas cauceteras que habrían sido abusadas por Mario “Chingolo” Ortiz (43), dialogó con Telesol  y dijo que “a mi casa no puedo volver porque los vecinos me quieren hacer cagar“.

Por otro lado, la mujer comentó que está desesperada y que tiene la esperanza de reencontrarse con sus niñas. Además, dio detalles sobre su vida en la casa de una comadre, si trabaja o no, y de sus visitas diarias a Tribunales.

“No tengo idea como están las nenas, nadie me dice nada, y para el colmo el padre no me atiende el teléfono”, aseguró. “No recibo llamados, ni citaciones del juez para saber como seguir”, aclaró la mujer nerviosa y preocupada. “Para el colmo no sé leer, ni escribir así que yo me entero de todo por lo que me leé mi comadre”, finalizó Pelayes.