21 marzo, 2019

El Presidente reconoció que está enojado con los que “proponen atajos y soluciones mágicas” y, le pidió a los dirigentes de Cambiemos “poner el hombro, remar, sin llorarla.

El presidente Mauricio Macri parece haber elegido su eje de confrontación electoral: Cristina Kirchner y Roberto Lavagna. Durante la reunión de Gabinete ampliado en el CCK, el mandatario volvió a subir al ring al exministro de Economía y, sin nombrarlo, lo vinculó con los que “vienen a proponer atajos y soluciones mágicas” para arreglar las variables económicas del país.

Como nunca antes durante la etapa electoral, Macri reconoció ante su tropa que está “caliente” porque volvió a escuchar a los que proponen “atajos y soluciones mágicas” que los “desligan de seguir este camino de trepar la montaña con orgullo, esfuerzo y convencidos”. En ese sentido, se valió de conceptos del discurso de Lavagna de los últimos días y se descargó: “Escucho que esto se arregla creciendo. ¿Quién no quiere crecer?”, se preguntó para luego contestarse que primero “tenemos que hacer cambios de fondo nos permiten crecer”.

“¡Es inaguantable, no lo puedo soportar! Son muchos años de haber frustrado generaciones”, agregó un Macri enojado y casi a los gritos.
En los últimos días, el exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner mantuvo un fuerte cruce con el mandatario sobre modelos económicos de crecimiento. Primero, Macri le pidió a Lavagna una autocrítica al hacerlo responsable de la herencia económica. La respuesta del economista estuvo cargada de ironía y resaltó los logros de su gestión en Hacienda: “Cuando crezca 9% al año, hablamos”.

Con la mira puesta en la reelección, Macri les pidió a los dirigentes de Cambiemos “poner el hombro, remar, sin llorarla” porque de la situación que “se heredó no se sale de un día para otro”.

En esa línea y con una marcada arenga para lo que se viene, el Presidente ratificó el rumbo económico y las políticas encaradas por Cambiemos: “Por acá todos vamos al futuro, por acá sus hijos van a tener mejores oportunidades que las que tuvieron ustedes, por acá todos vamos a sentirnos incluidos, fuertes y entusiasmados. Estamos convencidos de que estamos en el lugar correcto, en la hora indicada, porque somos la generación que vino a cambiar la historia para siempre”.