25 agosto, 2019

Es una propuesta que en septiembre la Fundación EMICAR llevará al Consejo Provincial de Seguridad Vial. El país está dividido, hay seis provincias que aplican la norma.

Una nueva polémica promete instalarse en San Juan a mediados de septiembre cuando, en la reunión del Consejo Provincial de Seguridad Vial, los representantes de la Fundación EMICAR presenten la inquietud de ir por una ley que establezca tolerancia cero en materia de consumo de alcohol para quien maneje.

Hace tiempo que viene dando vueltas la posibilidad de plantearlo y tras varias consultas y de leer estadísticas, la decisión se tomó. Según datos de la provincia y de la Nación, San Juan encabeza el ranking de provincias con mayor número de siniestros viales donde conductores impactan contra elementos fijos. Cuando se analizan las causas, un altísimo porcentaje de los siniestrados conducía en estado de ebriedad.

El tema no es nuevo y la polémica que trae aparejada tampoco. En el mes de mayo una diputada provincial del PRO de Mendoza presentó el proyecto y la polémica no demoró en desatarse. Desde los sectores vitivinícolas plantearon aspectos tales como que “en una provincia vitivinícola, gastronómica y con desarrollo del enoturismo era generar un daño”.

Sobre el mismo tema se planteó la necesidad de trabajar –como en Chile- para endurecer las penas y no discutir sobre la tolerancia cero.

Un país dividido

Seis provincias ya se diferencian de la legislación nacional -donde el límite es 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre-, al optar por la tolerancia cero. Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), son Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén y Entre Ríos. La autonomía normativa en esta materia llega a ser municipal y eso incrementa la heterogeneidad en los límites permitidos, y la confusión es aún mayor porque en Córdoba, por ejemplo, al cruzar un puente o pasar un semáforo varía la marca: de 0,5 a 0,4 o incluso a cero.

Desde la ANSV sugieren fijar como único techo los 0,5 gramos en sangre para vehículos particulares, como lo indica la Ley Nacional de Tránsito (que es la Nº 24.449) a la que pueden suscribir o no las provincias y los municipios. “No tenemos pruebas de que haya más accidentes por tener 0,5 de tolerancia. En la mayoría de los incidentes documentados en los que se registró consumo de alcohol, la graduación fue bastante superior: casi siempre alcanzó los 2 gramos”, sostienen. Además, afirman, éste es el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fabián Pons, presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam), resalta que “hay sitios en los que existen tres alcoholemias diferentes en 100 metros. No puede ser que para irse de viaje haya que tener un mapa de los límites de alcoholemia”. Considera que la máxima actual para particulares es alta y que habría que “bajarla a 0,3, pensando en posibles defectos en el instrumento de medición de alcohol”.


José Luis Flores Illa – Fundación EMICAR

“Fundación EMICAR quiere tolerancia cero”

-¿Cómo está el tema de la seguridad vial?

-Es un tema preocupante que desde la Fundación EMICAR venimos siguiendo de cerca. A esta altura del año ya hay seis o siete fallecidos más que en el mismo período del año pasado. Pertenezco al Consejo Provincial de Seguridad Vial y vamos a hacer una serie de propuestas. Por ejemplo, un proyecto de ordenanza en Capital porque no hay una idea por dónde debe atravesar un peatón la calle. Queremos que sea obligatorio cruzar por las sendas peatonales. Se han producido muchos hechos donde se llevan por delante personas que cruzan la calle por cualquier parte.

-¿Qué pasa con el tema de la tolerancia cero?

-Es un tema que vamos a presentar el próximo 13 de septiembre en la reunión del Consejo para saber qué opinan desde el subsecretario de Transporte para abajo. Al gerente de EMICAR le pareció bien. En Córdoba se implementó, pero no es fácil, la gente reacciona. El tema es que una vida que se salve es importante, hay que concientizar que, si salen tres en un auto, uno no puede tomar. La franja etaria que está atacando va de los 17 años –cuando manejan por primera vez-, hasta los 35 años. Es un tema muy importante para la provincia.

-¿Cuánto tiempo podría demorar la aprobación e implementación?

-No es algo que saldrá rápido, incluso lo hemos pensado para que lo trate la nueva legislatura y después ver cómo se implementa.

-¿La solución podría pasar por incrementar los montos de las multas?

-El tema de la sanción no pasa por la propuesta, hoy hablamos de concientizar, seguramente habrá un tiempo de concientizar y luego de aplicar multas, pasar de 0,5 a 0 gramos es mucho. Lo mismo pasó con el tema de celular. Tienen que ir de la mano las dos cosas. Para el día del amigo hubo una cantidad tremenda de actas de infracción, habrá las que sean necesarias hasta que se aprenda que quien maneje no tome.

-¿Se podría ser que el Congreso Nacional establezca que quien maneje y tome, delinque?

-Es una posibilidad, pero primero hay que concientizar, lograr que quien tomó y choca, no se dé a la fuga. El tema no pasa por la multa sino evitar muertes.


Roberto Icazati – Abogado y broker de seguros

“Quien mate borracho debe ser acusado de homicidio simple con dolo eventual”

-¿Cuál es su punto de vista respecto a tolerancia cero?

-Para mí, el que bebe no debe conducir o el que conduce no debe beber, de la manera que más guste. Creo que para evitar discrecionalidades no se debe conducir con alcohol en sangre, la única forma de lograrlo es tolerancia cero. Es cambiar una costumbre. Las estadísticas, la casuística y la accidentología nos muestran permanentemente las consecuencias que implica manejar con alcohol al volante. Hay una zona, a mi juicio, discrecional con los límites. Cuando se ponen límites se cortan, son tratables, eso se soluciona con la tolerancia cero y en cualquiera de las categorías.

-¿Qué límites hay actualmente según la categoría?

-Autos particulares 0,5; moto 0,2 y profesionales, 0.

-¿Qué pasaría con un enólogo, por ejemplo, o un catador?

-Ese sería un tema a tratar, en toda norma nueva hay casos particulares que hay que atender, toda regla tiene excepciones, no sé si este es el caso. Deberían dar su opinión e informar, la norma no se hace para una persona en particular sino en general, después se atiende el caso particular.

-¿Esta medida también debería respaldarse con mayores controles policiales?

-Creo que sí, debería ser una etapa de educación primero. Hoy, si un policía encuentra alcohol en sangre en provincias donde ha tolerancia cero, te quita el auto. Es un flagelo que afecta a toda la sociedad. Hay que endurecer penas; hay que analizar cuando se trata de siniestros viales y hay una víctima fatal, la figura del dolo eventual. Creo que no alcanza con un homicidio culposo agravado. Si me emborracho, debo saber que, si me subo a un vehículo, soy un potencial peligro para el resto de la gente, pero si me doy cuenta y no me importa y sigo adelante, debo analizar que puedo generar un daño y así y todo no me importa, debería analizarse la probabilidad del dolo eventual, o sea homicidio simple con dolo eventual, que implica de 8 a 25 años de prisión y no un máximo de 6 años como es el homicidio culposo agravado. Se debe entender que, si alguien va borracho al volante y mata, al familiar de la víctima no le alcanza que el conductor borracho esté un año preso, debe ser castigado con más dureza para que se entienda el mensaje.


Enrique Mattar – Juez de Faltas

“Hay que avanzar en el control del uso de drogas”

-¿Qué piensa de la tolerancia cero respecto a quien maneja?

-En los servicios públicos de transporte se establece cero alcohol. Esta tendencia de establecer el parámetro cero se está extendiendo. En realidad, a todo aquel que tuviera 0,5 se le realizaba la multa en la antigua norma. La nueva tendencia es cero alcohol, los resultados mejoran la exigencia del estado de conducción. Lo que si es cierto es que ocasiona otro tipo de problemas, por ejemplo, que quien tome un vaso de vino en un almuerzo va a romper el porcentaje.

-¿Estaba contemplado este tema del vaso de vino en una comida?

-Estaba contemplado y no era infracción. De todos modos, si se opina en contrario, se contradice la realidad de lo que pasa. De todos modos, me parece elevada la exigencia, incluso en Inglaterra es 0,7.

-Fundación EMICAR dice que las estadísticas indican que gran parte de los siniestros por choques contra elementos fijos obedece a estado de ebriedad del conductor.

-No soy experto en esto, pero la persona que choca solo está más allá del 0,5, porque perdió dominio y ubicación dentro de la vía. Nadie choca con menos de 0,5. Sí tenemos que avanzar mucho en el control de la droga, porque hay casos que chocan por exceso de drogas o medicamentos que mezclan con alcohol, aún en cantidades mínimas, y provocan falta de conciencia de esa persona, son nuevas circunstancias que no son solo achacables al alcohol.


Sergio Villanueva – Gerente Unión Vitivinícola Argentina y director Fondo Vitivinícola Argentino

“No hay que trabajar sobre tolerancia sino sobre penas”

-¿Cuál es la posición que tienen ustedes sobre tolerancia cero?

-Solo aportamos una opinión al debate que debe darse la sociedad. Aportamos datos concretos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, el Observatorio Latinoamericano de Seguridad Vial, la experiencia de otros países. El debate no está centrado en el 0,5 de porcentaje de alcohol en sangre sino en cómo se baja el número de accidentes. Para ver que no es el tema tolerancia cero, Chile lo aprobó y luego sacó la Ley Emilia (NdelaR: es el nombre de una bebé de 9 meses que falleció porque un conductor ebrio atropelló el auto en el que viajaba con sus padres) en la que no trabaja sobre las tolerancias sino sobre las penas.

-¿Qué lugar tiene el vino entre los jóvenes?

-No está en su universo de madrugada, velocidad, previas y salidas de los lugares bailables. La tolerancia es una manera fácil de instalar un slogan político. Hay que mantener el 0,5 que es un parámetro mundial, lo que hay que controlar es el negocio de la noche, que tiene que ver con el alcohol.