25 junio, 2019

El barrio Virgen del Rosario en el distrito La Puntilla ya tiene un 75% de avance y se prevé su finalización para el último trimestre del año.

La Dirección Provincial del Lote Hogar avanza en la construcción del Barrio Virgen del Rosario que contará con 60 viviendas sociales de 54mts2 con dos dormitorios, cocina-comedor y baño. Asimismo, la construcción es sismorresistente adecuada a las normativas establecidas por la Dirección de Planeamiento y Desarrollo Urbano.

Los trabajos realizados hasta el momento son relativos a la terminación de obra gruesa en algunas viviendas, colocación de carpintería, revestimiento interior y exterior y construcción de veredines. Mientras tanto y a través de un convenio con el municipio de San Martín, la intendencia se hace cargo de la realización de veredas, cloacas, marcación de cordón-cuneta y enripiado de calles.

La mano de obra ocupada proviene de San Martín, Caucete, Angaco y Chimbas. En este sentido, Francisco Vega, inspector de la obra e integrante de la División Técnica de la DPLH manifestó “el Lote Hogar ofrece una solución habitacional y también laboral para la Provincia”.

Además, reflexionó acerca del significado que tiene la reactivación de la repartición: “es un inmenso orgullo estar en esta etapa del Lote Hogar mostrando que estamos vivos y que seguimos trabajando. Estamos muy contentos todos porque además de aquellos que estamos en la parte visible de la obra también tenemos muchos compañeros que se hacen cargo del trabajo administrativo para que el Barrio Virgen del Rosariosea una realidad”.

Respecto al prototipo utilizado, Vega comentó: “Estas viviendas sociales sólo difieren de las que construye el IPV en algunos niveles de terminación. Las casas se entregan en condiciones totalmente aptas para habitar. Los adjudicatarios que decidan hacerlo, tendrán la opción de realizar mejoras colocando puertas interiores, cerámicos y realizando algunos detalles de pintura”

Pablo Zabala, director del Lote Hogar, estimó la finalización de obra para octubre del año en curso y enfatizó que la repartición se encarga exclusivamente de la construcción de las casas. En tanto que los municipios aportan el terreno dotado de infraestructura básica (agua y energía eléctrica). Sumando a ello, “las municipalidades sugieren a los posibles beneficiarios que estarán sujetos a evaluación posterior por la Secretaría de Vivienda para verificar el cumplimiento de los requisitos de adjudicación” cerró Zabala.