27 noviembre, 2019

Que no se corte la inclusión.Quienes trabajan aprendieron cómo manejar y ser más cuidadosos para hacerlos sentir más cómodos y que puedan disfrutar

A Coco Medina le gusta pensar que Barbers Rosario es pionera en la ciudad. Primero en haber popularizado un estilo de local que va más allá del servicio de peluquería. Y ahora, en atender a chicos y chicas con autismo. Meses atrás iniciaron una capacitación para extremar los cuidados, cambiar las máquinas y aprender cómo trabajar para que no sufran lo que los barberos entienden debe ser un momento de disfrute. Esta semana, mientras lanzan una promoción dos por uno en el local de San Martín al 1200, dieron detalles del servicio para garantizar la atención a personas con autismo.
Mucha paciencia

Medina,dijo que decidieron capacitarse porque notaban que muchas veces quienes tienen autismo resistían ir a una barbería porque les era difícil sostener la atención y quedarse quietos, lo que muchas veces los puede poner en riesgo.
Un acompañante terapéutico le explicó al peluquero que quienes tienen autismo, en particular los chicos y chicas, suelen excitarse cuando ven las tijeras, máquinas de cortar pelo y las manos del barbero sobre sus cabezas.

En Barbers Rosario estudiaron cómo trabajar con personas con autismo y pensaron cómo mejorar las instalaciones. Colocaron videojuegos, en particular la PlayStation, para que los chicos y las chicas puedan entretenerse mientras esperan y les cortan el pelo.

También construyeron un espacio infantil al lado de la sala de espera (que cuenta con bebidas frías no alcohólicas) y cambiaron algunas máquinas de corte con un filo específico para evitar lastimarles la piel y el cuero cabelludo. “La clave más importante es la paciencia y el diálogo con el acompañante o padre que está con ellos”, dijo Medina sobre la capacitación al staff de 10 barberos que trabajan en la semana.

El babero recordó que en las últimas semanas, mientras ponían a punto el servicio, los chicos, chicas, familiares y acompañantes agradecieron los esfuerzos por incluirlos. “Se están yendo cada vez más conformes y es una alegría enorme. A muchos los enganchamos a que disfruten del ambiente, donde hay camisetas de jugadores de fútbol de primera que se atienden acá”, insistió Medina

Fuente: El Ciudadano