6 agosto, 2019

La panelista manifestó sus deseos de incursionar en la política, siguiendo los pasos de Amalia Granata. “Quiero ayudar a la gente”, señaló.

Sol Pérez trabaja como modelo, vedette, panelista y conductora. Más allá del éxito en su carrera en el espectáculo, ahora tiene ganas de incursionar en la política. “Me gustaría ser diputada”,reveló la ex Chica del Tiempo. 

La idea nació luego de haber sufrido una tragedia familiar. En junio de 2016, su abuela fue atropellada por un auto enfrente del hospital Bocalandro, ubicado en Loma Hermosa. Nunca supieron quién fue el responsable de su muerte.

“Lo de mi abuela fue un antes y un después. Me cambió a mí en todo: mi forma de pensar la vida, mi forma de plantarme ante un laburo, ante una relación, ante mi familia. Cuando uno vive situaciones que son límite te marcan y ya no volvés a ser igual”, declaró en Infama recargado. 

“Los que llegan al poder no son los que realmente tienen las ganas de ayudar. Nos convertimos todos en piezas de ajedrez de los que tienen muchísimo poder, muchísimo dinero, sea cual fuera el partido político. Somos piezas de ajedrez y nos van moviendo y nos van contando lo que queremos escuchar”, explicó sobre la necesidad de buscar un perfil distinto en los políticos.

De esta manera, Sol quiere seguir los pasos de Amalia Granata, quien fue electa como diputada provincial de Santa Fe por el partido Unite por la Familia y la Vida.  La periodista asumirá su cargo el 10 de diciembre y decidió dejar a un lado su carrera televisiva.“Me parece que (Amalia) se plantó y dijo ‘lo que yo quiero es la política’. Hay que tener demasiada garra”, opinó la panelista del programa Involucrados.

Además, Pérez aseguró que su máximo deseo era ayudar a la gente y señaló que estaría dispuesta a trabajar gratis. Luego, agregó: “Me duelen mucho las diferencias. Creo que somos muy egoístas, individualistas. Hoy en día votamos con el bolsillo y no podemos ver más allá del partido político al que cada uno pertenece o la ideología que tengas. Todos nos ponemos a pensar en cómo nos va a ir mejor y no vemos que la gente lo necesita”.

Por último, manifestó: “Nosotros creemos que una persona nos va a salvar. Los únicos que nos vamos a salvar somos nosotros mismos si colaboramos con el país (…). Tendemos a creer que tanto Cristina (Kirchner) o (Mauricio) Macri nos van a salvar la vida o del país en el que estamos. Hay familias que se terminan matando por Macri o Cristina. Ninguno de ellos se está muriendo de hambre. El que se está muriendo de hambre es el que no tiene laburo, el que no tiene un mango. Entonces, fijémonos en lo que la gente necesita, en ver cómo podemos hacer para salvarlos a ellos, porque si no hay plata circulando en la calle, realmente no va a haber forma de salir”.