25 agosto, 2019

Los maestros de la tijera, la navaja y el peine están de fiesta. Enterate el motivo de la fecha y cómo nació.

El 25 de agosto se celebra el Día del Peluquero. Este oficio antes era ejercido sólo para la nobleza que en el siglo XIII utilizaba en Europa, sobre todo en Francia, grandes pelucas. En esa época el peluquero era varón y se encargaba de mantener las pelucas, no el cabello natural.

La fecha elegida es el día en que se santificó al rey Luis IX de Francia, quien durante su gobierno, entre 1261 a 1270, jerarquizó a su peluquero a quien declaró hombre libre. Así, el peluquero del rey pasó de ser plebeyo a estar a la altura de los caballeros, jueces, médicos y magistrados.

En los siglos siguientes hubo barberos y peinadores que se encargaban de afeitar, teñir, peinar y arreglar las uñas de los varones. Estaba prohibido que un peluquero arreglara a una mujer, si esto ocurría la mujer recibía un castigo.

En Argentina se celebró el Día del Peluquero por primera vez en 1877, año en que se creó la Sociedad de Barberos y Peluqueros.