24 noviembre, 2019

«Desde diciembre que se ganó el premio, aún no tuvimos respuestas claras, sólo respuestas vagas», confirmaron desde la Asociación Arco Iris. Todavía no recibieron el equipamiento para la sala de oncohematología pediátrica que esperaban.

Pasó el de haber ganado la final del certamen televisivo Bailando por un Sueño gracias al triunfo de la pareja de Pedro Alfonso y Flor Vigna, la Asociación Arco Iris Paraná se mantiene a la espera para que la productora del programa que conduce Marcelo Tinelli, cumpla con el sueño al que se habían comprometido.

«Desde diciembre que se ganó el premio, aún no hemos tenido respuestas claras, sólo respuestas vagas», confirmó Mirta Sotier, responsable de la ONG, respecto de cuándo se concretará el sueño de Arco Iris.
Es que la entidad había pedido mobiliario para equipar y acondicionar la sala que reúne a todos los padres y nenes que permanecen internados por meses en la sala de onco-hematología del hospital materno-infantil San RoqueEn concreto se trataba de tres sillones de quimioterapia para el hospital de día que funciona dentro del servicio, 15 bombas de infusión para pasar la medicación programada a los niños, 12 sillones-cama para que las mamás puedan dormir al lado de sus hijos mientras los que dura la internación y el equipamiento para armar una cocina en el lugar.

En la oportunidad, Sotier explicó que han mantenido comunicaciones «permanentes» con la pareja de Pedro Alfonso y Flor Vigna«Ellos han estado acompañando ayudándonos, pero ellos fueron contratados para un baile y la responsabilidad es de la producción» del programa, subrayó Sotier.

De acuerdo a lo que indicó la responsable de Arco Iris, desde la ONG se comunicaron con los bailarines para advertirles que a tres meses de resultar ganadores, aún no habían recibido el premio prometido. «Les dijimos que nos tenían sin darnos una respuesta concreta y él (por Alfonso) se comprometió a que nos respondan y que nos digan cuándo», rememoró Sotier.
El ciclo televisivo volvió a comenzar este lunes con un imponente despliegue, pero a cinco meses de haber cerrado