14 abril, 2019

Woods volvió a lo más alto del golf luego de superar distintos episodios que casi lo dejan sin carrera.

Redondeó un domingo perfecto, consiguió su 15° título de Grand Slam y selló un épico regreso deportivo tras el escándalo y las lesiones que amenazaron su carrera.

El estadounidense Tiger Woodss ganó el 83º Masters de Augusta este domingo, su 15º título de Grand Slam, para confirmar un épico regreso deportivo tras el escándalo y las lesiones que amenazaron la carrera del legendario golfista.

Woods, quien comenzó la jornada dos golpes por detrás del italiano Francesco Molinari, terminó una ronda final de 70 impactos (-2) para un total de 275 (-13), uno sobre sus compatriotas Dustin Johnson, Xander Schauffele y Brooks Koepka.

Es la primera vez que Woods gana un Major sin tener la ventaja en los primeros 54 hoyos, y el Masters es su primer título importante desde el US Open 2008.

Woods completó una de las remontadas más increíbles en la historia del deporte, al imponerse en una espectacular jornada para capturar el Grand Slam número 15 de carrera. Con el triunfo, el Tigre terminó con una sequía de 11 años.

https://twitter.com/MARCAClaroARG/status/1117511047806631939

La superestrella estadounidense de 43 años, quien se sometió a una fusión espinal en 2017 por un dolor de espalda crónico que incluso amenazaba con afectar su vida de ciudadano corriente, finalmente regresó al primer plano golfistico al conquistar su primer título importante desde el Abierto de Estados Unidos de 2008.

Woods terminó una ronda final de dos bajo par (70 golpes) para acabar con 275 impactos (-13) y anotarse una victoria de un golpe sobre sus principales seguidores. El estadounidense se llevó un premio de 2,07 millones de dólares, volviendo a lucir la tradicional Chaqueta Verde que se les entrega a los ganadores en Augusta.

Fuente: Perfil.com