5 noviembre, 2019

Tras el reclamo de la UTA, la Subsecretaría de Tránsito intimará a las empresas para que no presionen a los choferes con las llegadas a horario en múltiples puntos del recorrido.

Este lunes sobre el mediodía, representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), de la Asociación Transporte Automotor de Pasajeros (ATAP) y la Subsecretaría de tránsito y Transporte, a través de la Dirección de Tránsito, mantuvieron un reunión donde el reclamo de los choferes fue el centro de atención.


Antes de que ocurriera el choque fatal entre un colectivo de la línea 36 y un auto en Avenida Libertador y Aberastain, el viernes pasado, desde la UTA habían reclamado que se limitara la velocidad de las unidades por ley y de forma mecánica para evitar accidentes. Además desde principios de este año el secretario general del gremio en San Juan, Héctor Maldonado había visibilizado una situación cuando menos de estrés para los colectiveros.

Las unidades tienen un sistema GPS que avisa a la empresa la ubicación real de los coches y también hay preestablecidos para cada línea puntos donde cada unidad debe pasar a cierta hora preestablecida. Maldonado había advertido que esto generaba estrés al conductor ya que cuando estaba atrasado o adelantado de esos puntos, que podían estar cada unas 10 cuadras dependiendo la línea, la empresa enviaba una alerta a los choferes, quienes estaban todo el tiempo pendientes de llegar a horario a cada punto.

Teniendo en cuenta esta situación es que desde la UTA solicitaban que sólo se tenga en cuenta los horarios de salida y llegada del paradero.

Según comentó Maldonado en rueda de prensa tras la reunión de ayer, “hemos conseguido que se saquen los horarios intermedios para terminar con la presión que tenía el conductor. La Subsecretaría de Tránsito y Transporte va a intimar a las empresas a que saquen esas frecuencias intermedias y solo se va a dejar tres horarios (o sea tres puntos en la ruta de cada línea donde tienen que llegar a tiempo); uno la salida del paradero, otro en el radio céntrico y el horario de llegada al paradero”.

En tanto a las alertas que las empresas envían, que a criterio de los trabajadores presiona a los choferes mientras conducen, Maldonado adelantó que también la Subsecretaría de Tránsito y Transporte, “va intimar a las empresas para que no puedan mandar ningún tipo de mensaje durante el recorrido y sólo podrán hacerlo cuando la unidad esté detenida en el paradero y así se le va a cambiar la ubicación a los GPS para que las empresas no estén mandando mensajes a los conductores”.

Los antecedentes de la medida, un año plagado de siniestros viales para los colectiveros.
En lo que va el 2019 15 choques se dieron protagonizados por colectivos en San Juan.

La cifra encendió las alarmas ya que el 33% de los accidentados perdieron la vida en los 15 siniestros viales.

La licitación, un condicionante de todo el sistema.

Maldonado adelantó respecto al pedido de la UTA de limitar la velocidad de los coches que, “en la Subsecretaría, se han comprometido a hacer una exigencia en los pliegos licitatorios que se están armando para abrir la próxima semana”.

Con esto se suma otro ítem a tener en cuenta para las empresas que quieran participar del proceso de licitación de todo el sistema de transporte público vía colectivos que estaba pensado lanzarse este fin de año para empezar a trabajar a partir del 2020 con líneas recorridos nuevos o modificados. Además con esto se puede descontar que faltan días para que se publiquen los pliegos. Otras de las exigencias era que los colectivos tengan aire acondicionado y rampas para discapacitados.

También cabe destacar que se van a cambiar los recorridos para llegar a los barrios nuevos, muchos del IPV que ampliaron la traza urbana desde la última licitación.
Además una nueva modalidad de transporte que es similar a lo que en otras ciudades se conoce como Metro Bus, un recorrido con pocas paradas fijas que permite conectar grandes distancias en poco tiempo, similar a lo que hace un tren con sus estaciones. La idea del gobierno era en un principio que conecte departamentos sin pasar por el ejido capitalino, habrá que esperar a la licitación para conocer el detalle.

Fuente: Diario El Zonda