16 junio, 2019

Poco después de las 7 de la mañana, cuando aún no había amanecido, un gigantesco apagón dejó a oscuras a todo el país. Literalmente.

Edesur fue la primera distribuidora del servicio eléctrico en informar sobre “una falla masiva en el sistema de interconexión eléctrica”, sin mayores detalles.

El corte energético es total. Afecta a la Capital Federal y a las provincias a lo largo y ancho del país. Entre ellas, claro, las que se preparaban para iniciar sus comicios locales: Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego.

El apagón en la Argentina comenzó a las 7.06. Y se extiende a Uruguay y el sur de Brasil, así como a varias ciudades de Chile.

En el área metropolitana, los servicios de tren se interrumpieron abruptamente y los colectivos se trasladan con las demoras propias de la falta de señalización. En la Ciudad, no funcionan el subte ni el Premetro.

Poco antes de las 9, el sitio del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) estaba caído. Y las empresas Edesur y Edenor habían divulgado unas escuetas líneas para explicar el fenómeno.