15 agosto, 2019

Ocurrió hace unas horas, cuando el Airbus A321 de Ural Airlines (Rusia) con 226 pasajeros y siete tripulantes, aterrizó en un campo cerca de Moscú después de sufrir el impacto de una bandada de aves tras partir del aeropuerto Zhukovsky de Moscú.

Al parecer, sin los trenes de aterrizaje desplegados, el avión aterrizó en un maizal a un kilómetro de la pista. Según han explicado los medios locales, los motores que se encontraban en mal funcionamiento se apagaron momentos antes del aterrizaje accidentado para evitar incendios a bordo.

Un aterrizaje tan inusual que algunos ya están comparando lo ocurrido con el incidente de 2009 conocido como el “Milagro en el Hudson” en la ciudad de Nueva York. Incluso el CEO de Ural Airlines, Sergey Skuratov, ha comunicado que lo ocurrido se da “una vez cada 50 años”.

El aterrizaje fue un éxito y tan solo se han contabilizado 23 pasajeros con heridas leves [RT]