18 septiembre, 2019

Unos 1.400 estudiantes que se encuentran en Bariloche en viaje de egresados resultaron afectados por un brote de norovirus, la causa más frecuente de gastroenteritis.

Esta situación se dio en las últimas cuatros semanas, y el “número no está cediendo”, aseguraron autoridades sanitarias, que reforzaron las medidas de prevención “en los lugares que frecuentan los estudiantes como aeropuertos, boliches y hoteles”.

El brote comenzó a mediados de agosto, y desde el viernes se sumaron otros 200 casos a los 1.200 registrados hasta ese momento, según destaca Minutouno en su sitio web.

“Tenemos una población de 1.400 chicos afectados sobre un total de 32.000 que llegaron en las últimas cuatro semanas, a razón de 8.000 por semana”, dijo el director del Hospital Zonal, Leonardo Gil, quien además aseguró que el número “no está cediendo”.

Según detallaron fuentes sanitarias, las muestras enviadas al Instituto Malbrán de Buenos Aires confirmaron que se trata de un brote de norovirus, y los casos se registraron predominantemente entre la población de turismo estudiantil.

Desde el hospital zonal de Bariloche explicaron que el norovirus produce una enfermedad infectocontagiosa que se manifiesta fundamentalmente con vómitos, náuseas, diarrea y en algunos casos fiebre, propagándose en lugares donde la gente se reúne o se sirven alimentos.

El contagio se produce a través de la materia fecal, alimentos y agua contaminada con el virus. El proceso de incubación es de 24 a 48 horas, los síntomas se prolongan por un tiempo similar y el tratamiento implica reposo y líquido, apuntaron.

“La única manera de matar al virus es con higiene de manos, ventilación de ambientes y limpieza en hoteles, boliches y colectivos”, afirmó Gil.

Resultado de imagen para foto de estudiantes en viaje de egresados